BIO

Ilich Castillo (Guayaquil, 1978). Ha realizado exhibiciones individuales en el Centro de Arte Contemporáneo CAC, Quito;

IN- Arte Contemporáneo, Cuenca- Ecuador; Fundación Odeón, Bogotá-Colombia; Demolden Video Project, Santander- España.

Ha participado en numerosas muestras colectivas en lugares como MAC, Santiago- Chile, MARCO, Vigo- España, CIFO Art Space, Miami- E.U., Lugar a Dudas, Cali- Colombia, Telefónica, Lima- Perú, La Casa Encendida, Madrid- España, entre otros.

También ha representado al Ecuador en las siguientes bienales y festivales internacionales: Bienal de la Imagen en Movimiento (BIM), Buenos Aires (2011-2014); 15th Edition Festival des Cinémas Différents et Expérimentaux de Paris, Collectif Jeune Cinema, París; 8º Festival “Jornadas de Reapropiación”, México D.F. (2012); Bienal Internacional de Cuenca (2004, 2011, 2018); Bienal de VideoArte, Banco Interamericano de Desarrollo BID, Washington D.C. (2010).

Entre sus distinciones se incluyen: Programa de Becas y Comisiones CIFO Cisneros Fontanals Art Foundation. Miami, Florida (2017); Segundo Premio, Bienal NO Visual, MAAC, Guayaquil, 2009; Primer Premio, Salón Fundación El Comercio, Quito (2007); Primer Premio, 49 Salón de Julio, Museo Municipal de Guayaquil (2005); Premio París, (con LaLimpia), 8va. Bienal Internacional de Arte, Cuenca (2004).

Obra: Glitch Ecuador

Video DV, stereo, 10:00

"'Glitch Ecuador' se basa en un documental anónimo hallado por el artista (...), un material que se identifica como Archivo de Videos Educativos. En su afán didáctico, la noción de país que presenta condensa los repertorios clisés de la identidad nacional. Castillo lo desmantela y reestructura distinguiendo cuatro partes que ejemplifican movimientos convencionales de la cámara construyendo una representación 'objetiva'. En operación duchampiana se lo apropia ubicándolo en un escenario (el del arte) donde el glitch natural del material fílmico, producido por la precaria realización y el desgaste, descodifica solito, pervierte y deforma la imagen santiguada de país.

Los repertorios al uso asoman desambientados, dependientes de una estructura donde la tecnología de la visión arbitra la imagen; interceptados por los códigos abstractos del bug aparecen en largos y clásicos planos paisajes agrestes que acusan la idea de un territorio geográficamente privilegiado, ciudades donde la tradición se advierte y sirve de marco a una cotidianidad tranquila de sonrientes pobladores, un marco a-problemático y autorizado que celebra su identidad 'preafirmada y esencial'.”

Guadalupe Alvarez

Allí donde no se ha dicho …donde nunca se estuvo